Translate

8 sept. 2009

Ética protestante y el espíritu del capitalismo


Ética protestante y el espíritu del capitalismo
Trabajo basado en el Sociólogo Max Weber
Antes de adentrarme en esta gran obra y en el argumento principal dedicare unos breves comentarios acerca del precursor de esta visión y al autor analizado. Max Weber dentro de sus infinitos postulados sobre la sociedad y su desenvolvimiento actual dilucida un pensamiento innovador y revolucionario para su época e inclusive que atañe actualmente a nuestros países latinoamericanos. Este describe que la manifestación del desarrollo económico esta estrechamente relacionado con la religión acogida por determinada nación, cabe resaltar que este padre de la sociología creció en un ambiente protestante ajeno a nuestra cultura religiosa donde era el mayor de los siete hijos de Max Weber padre, un prominente político y funcionario protestante, y su esposa Helene Fallenstein, una calvinista moderada. Esta influencia familiar va a generar un cúmulo de ideas que luego se van a plasmar en su obra más reconocida y admirada la Ética protestante y el espíritu del capitalismo[1]. Con dicha obra el autor pretende establecer la bipolaridad del espíritu del capitalismo en donde en el mundo bajo el mismo modelo económico existen naciones desarrolladas y otras subdesarrolladas.
La capacidad de entendimiento de diferencias tan abrumadora entre naciones como la ética en los negocios, el desarrollo de la economía y hasta la misma excelencia en la profesión puede ser resuelta según el autor por concepciones religiosas. Antes que nada habría que dilucidar la problemática, investigando cuáles son o fueron los elementos de las características confesionales que actuaron o actúan, en parte, en la dirección de referencia. Podríamos intentar la explicación de la antítesis, desde un punto de vista superficial y moderno, afirmando que el mayor “distanciamiento del mundo” católico el ascetismo el cual ejerce su influjo en el espíritu de sus fieles con respecto a un despego ante los bienes terrenales. En tal explicación podría hallarse la coincidencia con el popular esquema que sirve en la actualidad para juzgar las dos confesiones. En cuanto a los protestantes, éstos se valen de dicha concepción para censurar el idealismo ascético, real o supuesto, de la vida del católico, a lo cual éste responde reprobándole el espíritu materialista, que podría tomarse como resultado de la campaña de instrucción laica de toda la compilación vital llevada a término por el mundo protestante. Para una religión determinada le resulta más provechoso dormir bien que mientras para otra religión le resulta más provechosa y útil comer bien; esto se debe a que para determinado grupo religioso le reconforta mas vivir tranquilos sin riesgos y sin futuras calamidades que conllevan a adopta un papel en la economía de quietud y extremo conformismo con los negocios, a tal punto de desistir de muchos por el temor a perder su comodidad un ejemplo de esto es la empresa a emprendida por el admirante colon en donde su pensamiento no encontró recaudo inmediato y que por el tradicionalismo y la religión imperante fue acusado de díscolo y beligerante cabe resaltar que su pensamiento encontró recaudo en la reina católica la cual veía dicha gesta no como un nueva empresa proveedora de nuevos recaudos sino como la exportación y colonización de su doctrina católica siempre pensando en La causa del Dios que ella profesaba, quiso que en las nuevas tierras descubiertas lo primero que se hiciera fuera evangelizarlas, mandando frailes y sacerdotes para proclamar la fe católica por todo el mundo, cabe resaltar que los precursores de esto o codescubridores eran todos sacados de las mazmorras los cuales no tenían nada que perder haciéndose a la mar y esto se debió a que el español de la época le resultaba ilógico dejar su buen dormir por búsqueda de aventura incierta y calamidades pronosticadas. Mientras que para el otro grupo religioso por un deber imperante va a ser osado y a emprender empresas riesgosas que al final de la jornada le va a proveer un lucro legitimo este es al caso la gesta emprendida en el barco Mayflower cuyos 102 peregrinos sin contar la tripulación eras familias enteras unidos bajo una misma fe y doctrina que buscaban un nuevo horizonte de prosperidad para ellos y para Inglaterra.
El capitalismo para doctrina protestante es la organización estructural del trabajo y la organización legitima de la ganancia, esta doctrina contempla que el lucro legítimamente obtenido por el trabajo. En otras palabras un acto de economía capitalista significa un acto que descansa en la expectativa de una ganancia debida o probabilidades pacificas de lucro. Dicho concepto le es mezquino el lucrarse y adquirir algo por medio violentos ya que este tienes sus propias leyes pero en todo caso no debe llamársele capitalismo. Dicho esto se convierte en diatriba la ambición y la ostentación ya que esta no es la constitución de un legado o de un deber dado por Dios sino más bien el aumento de egocentrismo. Cuando se aspira al modo racional de lucro capitalista la actividad correspondiente se basa en un calculo de capital es decir es planificada es decir lo adquirido y luego trabajado debe arrojar una ganancia, dicha ganancia debe ser reinvertida con una constante siempre por deber dando un porcentaje a Dios para la inversión en la obra, en esta cuestión no se trata ni de limosna ni de lo que sobre se trata de la dadiva constante de la ganancia neta ya que esto es un mandato divino. El recaudo hecho por la iglesia protestante a causa de las ganancias del empresario es empleado para la ayudarse como fraternidad vinculo aun mayor que la sangre porque los une la misma fe y la razón.
La confesión y la estructura social en el espíritu del capitalismo. Es innegable que una de los determinantes socioculturales mas profundos los tiene la religión esta encausa al individuo en un modelo estructural de pensamiento, cuando hay una religión imperante ya sea acogida por ley o por costumbre dentro de determinada nación esta va a dictar reglas de comportamiento, profesiones aceptables y posturas frente a los negocios como ya se enuncio anteriormente y va a demonizar determinadas profesiones u oficios y condenar actividades económicas que considere inapropiadas caso este Florencia de los siglos XIV y XV vs. pensilvania siglo XVIII: En donde para Florencia religión predominantemente católica por no decir despótica, centro máximo de desarrollo capitalista en el mundo de aquella época el mercado de dinero y de capital de los grandes poderes políticos fuese considerado sospechoso desde el punto de vista moral, o simplemente tolerables mientras que en el reducido ambiente pequeño-burgués de la pensilvania de XVIII[2] la actividad capitalista constituía el contenido de una conducta no solo laudable desde el punto de vista ético sino incluso obligatorio. Para el entendimiento de dicho postulado y para resolver el cuestionamiento de que ideas fueron las determinantes y para abarcar el punto concerniente a la ética protestante dentro del capitalismo nos remitiremos a benjamín franklin[3] padre histórico norteamericano y uno de los máximos representantes del protestantismo. Para ellos recurriremos a sus máximas de conducta ósea los comportamientos que debe adoptar un protestante y sobretodo la definición de lo que es para un protestante el espíritu del capitalismo en el capitalismo dice franklin[4].

“Considera que el tiempo es dinero”[5].
“Considera que el crédito es dinero”[6].
“Considera que el dinero es fecundo y provechoso”[7].
“Considera que, conforme al refrán, un buen pagador es amo de la bolsa de quien sea. Al que se le conoce como puntual pagador en el plazo convenido, es merecedor en todo momento, del crédito otorgado por aquellos amigos a quienes no les hace falta”.[8]
“La prontitud, la sensatez, lo que más contribuye al progreso de un joven es la puntualidad y la rectitud en todas sus empresas”[9].
“Las acciones de menor importancia que pueden pesar en el crédito de una persona deben ser consideradas por ésta.[10]
“De ser una persona de prestigiada prudencia y honradez, con seis libras llegarás al goce de cien”

Franklin predica en estos principios e insita a su pueblo a asumir una ética particular dentro del capitalismo cuya infracción constituye no solo una estupidez sino un olvido del deber ser, obsérvese que esto es algo esencial no solo en la enseñanza de la prudencia de los negocios sino que conllevan a un compromiso social el cual consiste en buscar que la humanidad sea prospera y si existiese la pobreza que no debería existir esta contara con unos mínimos vitales. Dicha doctrina religiosa a diferencia de la católica enseña a que se debe vivir en la prosperidad y no en los votos de pobreza. Estas máximas morales proveen de moralidad en cuanto al crédito lo mismo ocurre con la puntualidad, la diligencia, la moderación y la honradez todo esto constituye virtudes y dichas virtudes benefician concretamente al individuo y a la sociedad. Su argumento religioso principal se constituye en que fue el mismo Dios que revelo la utilidad de la virtud y el summun bonum de esta ética consiste en que la adquisición incesante de mas y mas dinero, evitando cuidadosamente todo goce inmoderado es algo que esta de acuerdo con lo que a establecido Dios el cual quiere ver a la humanidad provista de riqueza y no en la miseria.
La reforma protestante surgida en siglos XV y XVI. No solamente fue un hecho que marco a dos religiones predominantes en el mundo, sino que cambio el pensamiento de la época permitió la interpretación del mundo desde otra perspectiva podría llegarse a decir que con ella nace la hermenéutica ya que antes de la reforma protestante el pensamiento era vertical e impuesto y no se permitían otras interpretaciones apartes de las hechas por la religión predominante.
Otro de los grandes aportes de la doctrina protestante más precisamente de la corriente luterana es la concepción de la profesión, Max weber[11] trae como acotación que el protestantismo alemán define la palabra “profesión” (beruf), como una remembranza religiosa: ósea la creencia de una misión impuesta por Dios. Dicha palabra encuentra su significado actual, en las traducciones de la Biblia, mas no del espíritu del texto original, es decir, se origina del espíritu de quien la tradujo ósea del gran reformador Martín Lutero. Lo característico y específico de la Reforma es el hecho de haber acentuado los rasgos y tonos éticos y de haber acrecentado el interés religioso otorgado al trabajo en el mundo, relacionándolo con la profesión. Y el desenvolvimiento de la idea estuvo particularmente ligado con el de las diversas formas de piedad en todas las iglesias reformadas. Considero que una misión impuesta trae consigo el vivir por el deber de hacerlo con excelencia. Una ética insobornable y principios incólumes, dejan a un lado la mediocridad y el fin en si mismo es vivir por el desarrollo de la humanidad. Esto al ser una máxima de todo un pueblo genera un desarrollo en si mismo descomunal ya que el individuo no trabaja por la satisfacción personal sino por el cumplimiento de un deber dado por el mismo Dios por ultimo la identidad protestante premia el trabajo y predica que las riquezas materiales son bendiciones de Dios.

A partir de las diferencias en el rendimiento económico de las comunidades protestantes y católicas en toda Europa y Norteamérica. No es coincidencia, entonces, que los países católicos sean pobres, mientras que los protestantes son ricos[12]. A manera de conclusión nuestra cultura latinoamericana predominante religiosa de dormir bien, de dejar para después y cuestionar la riqueza debe ser repensada ya que tenemos que buscas posibilidades de progreso.
Hay que trabajar para progresar, eso lo han entendido desde hace muchos siglos los protestantes.

Correo Electrónico: victormosqueramarin@gmail.com
Twitter: @victormosqueram
Skype: victor.javier.mosquera.marin


[1] WEBER, Max. Ética protestante y el espíritu del capitalismo. Orbis 1985
[2] Donde la economía por falta de dinero apenas había podido superar la fase primitiva del cambio de productos, donde no existían huella de grandes empresas industriales y donde los bancos poseían la mas rudimentaria organización.
[3] FRANKLIN, BENJAMIN. Autobiografía y otros escritos (3ª ed.), Porrúa, S.A. 2000
[4] corresponde al escrito: Necesary hints to those that would be rich (Advertencias necesarias a los que quieren ser ricos), elaborado en 1736; lo demás está extraído a los Advice to a young tradesman (Consejos a un joven comerciante), 1748 “Works ed. Spark”, vol. II, pág. 87.
[5] Esta frase insigne dentro del protestantismo y la economía moderna invita a reflexionar sobre el derroche de tiempo el cual genera estancamiento social y económico, paradójicamente los subdesarrollados en su mayoría naciones predominantemente católicas tienen un sin numero de días festivos dedicados a los santos que sumándolos todos tendrían algo mas de un mes de descanso aparte de las vacaciones reconocidas por el derecho laboral esto indiscutiblemente trae como consecuencia la parálisis de la competitividad en países donde no de puede tolerar ni permitir la parálisis ya que en comparación con otros se encuentran subsumidos en tugurios de miseria paradójicamente naciones prosperas económicamente como Alemania no cuentan sino con unos días determinados que son festivos en donde se paraliza la actividad de producción. Con esta frase se define el sentido del deber y el compromiso con el desarrollo.
[6] El crédito es un constituyente de inversión el cual bien utilizado puede ser encausado ósea haciendo buen uso de el puede generar un patrimonio propio, una ganancia legitima y un pago oportuno.
[7] Con esta doctrina franklin buscaba generar entusiasmo e iniciativa en el pueblo norteamericano para emprender el camino a una economía prospera dichos resultados se ven claramente hoy en día; Esta frase trae consigo la reflexión de la multiplicación del dinero, la rentabilidad y a responsabilidad de la inversión. Nuestros países deben dejar de dormir bien frase que se utilizo anteriormente para enmarcar nuestra religión predominante y empezar a emprender empresitos rentables y que consoliden economías prosperas y esto se hace con la búsqueda de nuevos mercados, desarrollo de infraestructura y legislaciones que protejan nuestra industria.
[8] Este enunciado busca generar en el protestante de la época el compromiso del pago de sus obligaciones, con ello este tendrá siempre fama de buen pagador y no tendrá problemas de liquidez ya que todo el mundo osara prestarle.
[9] Esto no solamente se limita a crear conciencia en la generación presente sino busca ahondar un camino para la generación protestante futura
[10] El autor siempre esta invitando a su pueblo a mantener una cultura trabajadora y esforzada a no malgastar su tiempo y por el contrario a tener como máximo siempre pagar sus deudas y a generar el dinero para el pago de estas.
[11] [11] WEBER, Max. Ética protestante y el espíritu del capitalismo. Orbis 1985
[12] De los países mas ricos del mundo solo tres son católicos (Luxemburgo, Irlanda y San Marino), mientras que muchos son protestantes (Bermuda, Alemania, Noruega, Dinamarca, Islandia, Guinea Ecuatorial y Estados Unidos) y uno es musulmán (Emiratos Árabes). En contraste, entre los diez más pobres hay mayoría musulmana y católica. Solo uno es protestante (Malawi).